Tengo la bendición de conocer personalmente a Fanco y su familia. Muy grato leer esta nota, muy buena, por sierto. Y ver como avanza en su carrera me pone muy feliz. Un pibe muy agradecido de Dios… No le puede ir mal nunca ! Ah… por si no lo saben, lo de franco en el fútbol y la fe, viene de cuna. Entre otras cosas, Su papá, Rubén, fue y es el ” Mariscal ” mendocino ! Abrazo a todos y Dios los bendiga !!!

Responder